¡Felicidades, ya eres diseñador!

Cuántas veces nos dicen en la escuela lo que en la vida real vamos a vivir, las quejas y mentalidad de los clientes, todas las objeciones y tragedias que nos esperan…

Pues, escuchar esto siempre es deprimente para alguien que intenta ser un profesional y va a salir al mundo a ofrecer lo que sabe hacer. Pero nada de esto se compara a la realidad; al verdadero momento cuando te enfrentas a un cliente inconforme que no valora tu trabajo como diseñador y piensa como todos, que solo hacemos dibujitos y que lo que le demos tiene que ser a su gusto y preferencia, cuando a nosotros nos enseñan que el diseño es pensar, no solo hacer por hacer, que quede lindo y entregar. Ese momento en que esta en juego tu integridad como profesional, tu ética y tu carrera. Ese momento en el que te tiembla la voz y las piernas porque tienes que defender lo que eres y lo que te gusta hacer, el momento en que dices: “espérame, YO SOY DISEÑADOR”.

Nada se compara a ese momento, tu primera vez. La primera vez que vas a defender tu carrera con pasión, fuerza, coraje; porque las personas no saben ni valoran lo que hacemos. En ese momento las palabras y todo lo que alguna vez te dijeron te burbujean en la boca, todo lo que has aprendido quiere salir al mismo tiempo y enfrentar al cliente, para ver si entiende, si razona, si comprende y respeta.. Pero no.

En efecto tenemos la guerra perdida ante los clientes ignorantes del diseño, que piden eso cuando ni siquiera es lo que quieren, porque no saben lo que quieren.

No quieren un logo

No quieren un marca

No quieren estrategia

No quieren diseño. Punto

Es por eso que comprendí: como diseñadores, el cliente nos puede escoger, pero somo nosotros los que debemos saber ESCOGER CLIENTES. Qué clase de diseñador quiero ser, me pregunté después de mi reciente experiencia. Uno que solo haga lo que el cliente le pide, que se siente detrás de la computadora y cambie el color, mueva la tipografía, cambie el puntaje, ponga italicas, en pocas palabras “chofer de mouse”. ¡NO!, quiero ser en verdad un diseñador, que planee, que investigue, que resuelva problemas, que solucione necesidades, que sus diseños sirvan, sean efectivos, que ponga en práctica las metodologías, los procesos. Que logre un buen resultado. Esa es mi elección.

Quiero ser diseñadora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s